yoga

Yoga y pilates: más que ejercicio

Bien, a parte del nombre ¿qué conocemos realmente del Pilates y Yoga? Quizá alguna lo haya practicado y sepa lo genial, aliviada, flexible y ligera que se sale de una clase; otras pensarán que eso es para personas mayores o con problemas de espalda o espirituales de alguna forma, pero no es así, puede practicarlo cualquier persona de cualquier edad, es más, me parecen dos “deportes” (y lo entrecomillo porque son mucho más que deporte) muy recomendables para todo el mundo. Vamos a conocerlos mejor:

PILATES:

Es una forma de gimnasia completa y correctiva inspirada en filosofías orientales, combina yoga, taichí y gimnasia.

Se trabaja todo el cuerpo utilizando la respiración para concentrarse plenamente.

-Beneficios:

  • Fortalece la musculatura en general, refuerza los músculos débiles y tonifica especialmente la zona abdominal, lumbar y pélvica.

  • Endurece abdominales y fortalece lumbares, lo que mejora problemas y dolores de espalda como los de la escoliosis.

  • Al mejorar el suelo pélvico, se tonifican los músculos que evitan los problemas de incontinencia urinaria.

  • Ayuda a corregir la descompensación corporal y las malas posturas de tu vida diaria consiguiendo que tengas mayor control sobre tu cuerpo.

  • Se mejora la flexibilidad estirando músculos acortados y rígidos.

  • Se realizan ejercicios que no perjudican las articulaciones, al contrario, las fortalece e incluso puede acelerar la recuperación de lesiones o mejorar la osteoporosis.

  • Se toma consciencia de la respiración y se aprende a controlarla; además durante la inspiración activa y espiración forzada se trabajan los músculos profundos del abdomen.

  • Es también una forma de meditación porque te mantienes concentrada en las posturas y los músculos activos.

-¿Para quién?

Para todo el mundo, tanto jóvenes como mayores.

Imprescindible para personas con dolores de espalda debido a malas posturas o problemas como la escoliosis y personas que quieran tonificar sus músculos abdominales porque… la diferencia ¡se nota!

YOGA

Es una doctrina filosófica hindú basada en posturas estáticas que consiguen un mayor control físico y mental.

Implica esfuerzo físico aunque no lo parezca. Es una manera de practicar ejercicio diferente que conecta cuerpo y mente y consigue liberar el estrés.

-Beneficios:

  • Mejora la flexibilidad en general, alivia la rigidez muscular y en especial a la espina dorsal y las articulaciones.

  • Fortalece y tonifica la musculatura en general, de hecho al día siguiente de tu primera clase de yoga lo habitual es tener agujetas.

  • Mejora el equilibrio y corrige las malas posturas diarias evitando dolores de espalda.

  • Mejora la capacidad respiratoria.

  • Mentalmente calma y estabiliza gracias a la meditación y concentración durante las posturas.

  • Además mejora notablemente la función de los diferentes sistemas del cuerpo: mejora las digestiones, el sistema linfático, circulatorio, nervioso, inmune…

-¿Para quién?

Para todo el mundo, de cualquier edad, hombre o mujer.

Ideal para personas que deseen aumentar su flexibilidad, fortalecer y tonificar la musculatura, personas que quieran librarse del estrés diario, mejorar su concentración… También para mantener o aumentar el equilibrio que luego puede aplicarse a deportes como el surf, snow…

Como ves estas dos corrientes son aptas para todos, yo he probado las dos y me gustan por igual. Puedes añadir una de ellas a la rutina de entrenamiento que ya tienes estipulada practicándola dos veces por semana, de hecho así es como yo lo recomiendo.

Laura M. Cavada

¿Has practicado alguna vez yoga o pilates?

Deja un comentario