caminar

Walking para no dead: La alternativa al running

Puede que no hayas hecho deporte en tu vida y quieras empezar con algo que no canse mucho o puede que sufras alguna lesión, problemas de rodillas, articulaciones o espalda o tienes sobrepeso y buscas un deporte de bajo impacto o puede que te hayas calzado tus zapatillas y te hayas puesto tus leggins, que lo hayas intentado varias veces, pero nada, el running no es lo tuyo, te ahogabas, te cansabas, no disfrutabas y lo has abandonado.

Pero ya no hay excusas para no moverse, la alternativa es el walking o lo que viene siendo de toda la vida: CAMINAR.

Caminar es la base y puede ser el comienzo que te lleve a otros deportes, además las personas que nunca han hecho ejercicio y las que tienen sobrepeso deben comenzar caminando; porque como ya decía mi querido Machado “caminante, no hay camino, se hace camino al andar”.

Y quizá pienses que no puedes obtener grandes resultados cuando el esfuerzo es menor que otros deportes, pero lo cierto es que todo depende de su intensidad, debemos intentar que nos haga sudar, que implique un esfuerzo.

Beneficios del walking o caminar:

  1. Es perfecto si nunca has realizado deporte y quieres comenzar con algo que no canse mucho, sufres sobrepeso o no puedes hacer deportes de impacto.
  2. Ayuda a controlar nuestro peso porque quema calorías.
  3. Fortalece las piernas y tonifica abdominales, glúteos y piernas.
  4. Aumenta la fuerza y resistencia a la fatiga, fortalece los huesos, evita trastornos cardiovasculares, mejora el control de la glucosa y el flujo sanguíneo.
  5. Mejora el humor, libera tensión reduciendo el estrés y disminuye el riesgo de sufrir depresión y ansiedad.
  6. NO HAY EXCUSA: Es fácil y gratis.

¿Por dónde empezamos?

Las primeras veces comenzaremos con paseos de 30 a 45 min e iremos aumentando el tiempo a medida que el cuerpo se vaya acostumbrando a caminar.

¿Cuánto tiempo y cuantos días a la semana?

Una vez el cuerpo se vaya acostumbrando a caminar intentaremos llegar a una hora de caminata, pero para que sea efectivo nunca debe durar menos de 30 min.

Lo ideal es 5 días a la semana o más si te sientes motivada y con ganas. Puede practicarse diariamente si se quiere puesto que no supone un desgaste para nuestro cuerpo.

¿A qué intensidad?

Lo mejor es comenzar la caminata con un ritmo de media-baja intensidad e ir aumentándolo progresivamente hasta caminar a paso ligero para que el ritmo cardiaco suba, y mantenerlo así durante al menos 30 min para comenzar a quemar grasa (un paseo a buen ritmo quema alrededor de 450Kcal/hora).

Debemos intentar concentrarnos en nuestros movimientos, en nuestros músculos y en la respiración.

A tener en cuenta

  1. Evitar los paseos en las horas de más calor en verano para evitar insolaciones y golpes de calor.
  2. Usar calzado cómodo, mejor si son unas zapatillas deportivas, para evitar rozaduras y que el pie traspire.

¡Motívate!

  • Para no cansarte ni aburrirte varía las rutas o busca nuevas.
  • Ponte retos intentando hacer las rutas en menos tiempo o en el mismo tiempo rutas cada vez más largas. Puedes comprarte un podómetro.

Y recuerda…

Cualquier cosa que implique levantarnos del sofá, cualquier actividad que implique un esfuerzo, aunque sean pequeñas conductas como subir las escaleras en vez de coger el ascensor o ir caminando al trabajo en vez de tomar el autobús cuentan, todo suma, recuérdalo 😉

Laura M. Cavada

¿Ya has practicado walking antes?

La mejor motivación es salir a caminar acompañadas, comparte esta publicación con un amig@ para que se anime a empezar contigo.

 

2 comentarios en “Walking para no dead: La alternativa al running

Deja un comentario