metabolismo

Tu metabolismo

Escuchamos hablar de la importancia del metabolismo, que hay personas con un metabolismo lento y otras más afortunadas que lo tienen rápido. Es más, en muchas ocasiones culpamos de nuestros problemas de sobrepeso al metabolismo y aludimos a nuestra inevitable y desafortunada herencia genética.

Así que sabemos que el metabolismo está relacionado con la facilidad para ganar peso ¿pero es del todo cierto? ¿por qué? Para responder a esas preguntas debemos saber en qué consiste.

¿Qué es el metabolismo?

Según el diccionario de la lengua española es el conjunto de los cambios químicos y biológicos que se producen en las células vivas.

Es decir todo el conjunto de los procesos químicos que el cuerpo lleva a cabo desde que ingerimos los alimentos hasta que los convertimos en energía para hacer funcionar cada órgano, incluyendo la producción de todos los litros de jugos gástricos para digerir las comidas, la producción de miles de células implicadas para proveer de nutrientes a todas las células, e incluyendo también todo el mecanismo de depuración y eliminación de desechos producidos tras todos los procesos.

Y todo esto funciona por sí mismo automáticamente, sin nuestro “consentimiento” y prácticamente sin nuestra ayuda, durante todas las horas del día y todos los días de cada año hasta el momento de morir.

¿Y quema calorías?

Lo cierto es  que esto produce un gasto energético constante: en reposo, mientras dormimos… el hecho de respirar, los latidos del corazón, el funcionamiento de todos los sistemas, en definitiva gastamos energía para mantenernos vivos.

Este gasto energético representa aproximadamente 2/3 de la energía total que empleamos al día.

En teoría empleamos 1kcal de peso corporal por hora para existir, es decir, 24kcal por kg de peso al día. Por ejemplo: una mujer de 60kg, para existir gastaría 1440 kcal al día (60×24=1440kcal).

Pero la realidad no es tan sencilla y el metabolismo está controlado por diversos factores como la glándula tiroidea (que no en todas las personas funciona igual), el tamaño corporal, especialmente respecto a la proporción músculo/grasa (a mayor masa muscular, más gasto calórico en reposo), etc…

Metabolismo rápido y metabolismo lento

Vemos a personas que engordan muy fácilmente mientras que otras sin esfuerzo son delgadas y la diferencia es su metabolismo.

Las personas con un metabolismo lento generalmente tienden a acumular más grasa y les cuesta bajar de peso aún estando a régimen.

Su principal problema en estos casos es el uso de dietas universales sin tener en cuenta sus necesidades específicas que hacen que el metabolismo no rinda al 100% de su condición.

Cuando esto ocurre se tiende a retener líquidos, almacenar grasas, padecer sobreacidez, estreñimiento… puede incluso que las digestiones sean pesadas; y como no, el sobrepeso no es más que otro síntoma de que el metabolismo no funciona adecuadamente.

Con esto nos damos cuenta que el proceso metabólico comienza en los alimentos que nos proveen de todos los nutrientes óptimos para nuestro metabolismo, por eso es importantísimo tanto la alimentación como el estilo de vida.

Beneficios de un metabolismo acelerado:

  • Tu cuerpo estará en óptimas condiciones para digerir la comida y que ocurran el resto de procesos.
  • Quemarás más calorías incluso en reposo.
  • Será más difícil que acumules grasa.
  • Tendrás más energía a lo largo del día y tu cuerpo y organismo serán más eficientes.
  • Toda la maquinaria interna funcionará mejor y ello se ve reflejado en la piel, pelo…

En el próximo artículo os hablaré sobre cómo podemos acelerar el metabolismo.

Laura M. Cavada

¿Cómo es tu metabolismo?

Deja un comentario