pelo

¡SOS se me cae el pelo!

La salud del pelo y las uñas al igual que la piel, depende de muchos factores como el estrés, la edad, la genética, cambios hormonales… pero puedes potenciar el crecimiento de tu cabello si tomas los nutrientes y suplementos vitamínicos adecuados y lo mantienes sano con pequeños gestos.

Tras una operación bikini podemos perder una importante cantidad de cabello, además detrás de un pelo demasiado fino o sin cuerpo en muchas ocasiones hay un déficit de hierro, magnesio, ácidos grasos esenciales o vitaminas que justamente su mayor aporte proviene de hidratos de carbono y grasas, lo primero que se elimina en una dieta de adelgazamiento. Así que es importante mantener una dieta de alimentación sana y equilibrada en la que no pueden faltar:

  • El hierro es el vehículo del oxígeno, lo que da brillo y fuerza al cabello; lo encontramos en vegetales verdes, carnes rojas, pollo, pescado, cereales integrales, almejas y mejillones o legumbres como las lentejas. Si los consumimos junto alimentos que contienen vitamina C, como los cítricos, el kiwi…, se absorberá mucho mejor.
  • La pérdida de magnesio es muy común, su falta se manifiesta con problemas de caída en el cabello; te proporciona este mineral las legumbres, el marisco, los frutos secos, las verduras de hoja verde y los alimentos integrales.
  • El ácido fólico interviene en la multiplicación de las células y en la formación de glóbulos blancos y rojos, lo que ayuda a contrarrestar los daños en el pelo; lo encontramos en tomates, brócoli, remolacha, aguacate, nueces o legumbres.
  • La biotina se absorbe con las comidas y lo genera nuestro intestino por lo que su deficiencia es rara, fortalece cabello, piel y uñas; los cereales integrales, la yema de huevo o el hígado la contienen.
  • El zinc es el responsable de la renovación celular necesaria para el crecimiento de la melena; lo encontramos en el pescado, carne roja o huevo.
  • El selenio suele prescribirse para el tratamiento de la caspa, dermatitis seborreica… se encuentra en el germen y salvado de trigo, la avena, el arroz integral, el ajo o la levadura de cerveza.
  • El silicio influye en su fortaleza y lo consumimos en cereales integrales; el problema es que el aporte a través de la alimentación se absorbe difícilmente, el intestino asimila menos del 10%, lo que se acentúa cuando la comida es rica en fibras. Así que es recomendable consumirlo en suplemento.
  • Ácidos grasos como el Omega 3, estimulan su crecimiento y previene la sequedad del cuero cabelludo, suelen carecer de estas grasas las personas con caspa; lo consumimos en el pescado azul como el salmón o el atún.
  • La vitamina B interviene en el crecimiento y renovación de las células, influyendo directamente en la salud de uñas y cabello, la encontramos en la carne, huevos, cereales integrales, frutos secos como las almendras y las nueces, las legumbres como las lentejas y la levadura de cerveza.

Evitar:

  • Azúcares que elevan los niveles de insulina, lo que puede influir negativamente en los folículos pilosos.
  • Té y café porque pueden interferir en la absorción de minerales como el hierro.

En resumen podemos consumir estos minerales y vitaminas tomando en nuestro desayuno cereales integrales como la avena o unos huevos revueltos con tostadas. En la comida y cena una ensalada y una pequeña ración de arroz integral o pan integral además de carne o pescado (preferentemente azul) y una ración de legumbres un par de veces por semana. Y en la merienda elegir frutos secos como almendras y nueces y algo de fruta. Añadir a esto un suplemento de levadura de cerveza y de silicio o uno específico que contenga biotina, zinc y vitaminas del grupo B (especialmente ácido fólico).

Consejos prácticos:

  1. Exfoliar: nuestro cabello no puede crecer cuando tiene que atravesar una capa de grasa, suciedad y células muertas, así que masajea tu cuero cabelludo al aplicarte el champú o utiliza una mascarilla exfoliante en las raices.
  2. Hidratación y nutrición: utiliza un champú y mascarilla nutritivas asiduamente. Si no hidratas tu cabello tus puntas acabaran abriendo y partiéndose.
  3. No achicharres: no abuses del secador y las planchas, procura dejarlo secar al aire libre y no cepillártelo a todas horas o se partirá.
  4. Mejora tu circulación: activa la circulación en el cuero cabelludo mediante masajes o el deporte, ayuda a estimula los folículos pilosos.

Un mito: el pelo no crece más rápido al cortarlo, pero para evitar las puntas abiertas, quebradizas o poco pobladas es importante que lo sanees de vez en cuando.

Laura M. Cavada

¿Cómo cuidas tu melena?

Si te ha parecido interesante no dudes en compartirlo en Facebook, Pinterest o Google+.

 

Recibe consejos y trucos útiles para cuidar lo más importante, tu salud 😉
  • Mantente al corriente de las novedades.
  • Recibe publicaciones nuevas periódicamente (Sin saturarte tu correo)
  • ¡Comienza tu estilo de vida saludable!

Podrás darte de baja cuando quieras, libre de Spam y si tienes alguna duda ponte en contacto conmigo.

Deja un comentario