Ropa deportiva

Ropa deportiva vs motivación y rendimiento

Todo lo que nos ayude a sentirnos bien y nos motive es bienvenido a este blog. Por eso pensé en escribir este post.

Para motivarnos en el gym, para crecernos y creernos que nos comemos el mundo, porque según investigadores de la Universidad de Durham (Reino Unido) los colores que llevamos encima pueden influir en nuestro rendimiento, afirman que llevar ropa roja motiva y bermellón inspira a la victoria.

Así que aplicando esto a nuestra ropa deportiva podemos mejorar nuestro rendimiento en el entrenamiento.

Pero no se trata de vestirnos ahora de bermellón de pies a cabeza para comernos el mundo, sino de ponerte prendas que te hagan sentir bien o te motiven.

Lo que nos ponemos nos mete en un papel, así que un equipamiento deportivo adecuado puede motivar tu entrenamiento como si fueras una profesional y unos leggins favorecedores (ahora los hay con todo tipo de estampados, push up para subir los glúteos, sin costuras para que no se noten, licras que se amoldan al cuerpo como una segunda piel, reductores, anticelulíticos, etc…) nos harán sentir sexys, lo que se traduce en más seguras de nosotras mismas, por lo que nuestro rendimiento y disfrute serán mayores.

Arreglá pero informal

¡Ojo! no me malinterpretéis con el siguiente texto, no pretendo ser superficial, solo pretendo subir nuestra autoestima, que para bien o para mal nos hace ganar seguridad, sentir mejor y con ganas de enfrentarnos a lo que nos echen, de realizar todo lo que nos propongamos, de que no hay quién nos pare 😉

Así que vete diciendo adiós a las deportivas de hace 15 años, al pantalón de chándal ochentero y a las camisetas de tu novio.

Aunque no nos vayamos a venir muy arriba y nos pongamos en modo “de fiesta”. Pero ¿qué tal prendas que enfaticen nuestros puntos fuertes y tapen lo que menos nos gustan?

Por ejemplo si no te gusta tu abdomen puedes evitar las camisetas ajustadas, si no te gustan tus piernas puedes disimularlas con pantalones anchos, si tus brazos no están como querrías evita las camisetas de tirantes y opta por las de manga corta.

Al look puedes añadir una BB cream que además de hidratar, dé un poquito de color a tu piel y un bálsamo labial que te proteja los labios (los hay con ligero color y spf).

Ahora sí, perfecta, a comerte el mundo 😉

Laura M. Cavada

Puedes ver aquí cómo escoger el bikini que más te favorece según tu figura.

¿Cómo te motivas tú?

Deja un comentario