retencion de liquidos

Retención de líquidos ¿Cómo acabar con el problema?

Muchas mujeres a veces confunden retención de líquidos con grasa y comienzan dietas para perder volumen sin atacar realmente un problema que en algunos casos puede ser más sencillo.

¿Qué es la retención de líquidos o edema?

Es la acumulación excesiva de líquidos en los tejidos conectivos, lo que produce inflamación, sensación de pesadez, cansancio e hinchazón en piernas y tobillos, además es uno de los principales causantes de la temida, odiada y archienemiga celulitis, por lo que evitar la retención de líquidos mejorará la apariencia de la celulitis y reducirá la hinchazón y el volumen.

¿Qué lo produce?

Existen muchos factores que pueden ser los causantes:

Una mala alimentación:

  • Un exceso de sal en nuestra dieta desequilibra la proporción correcta de sodio-potasio.
  • La comida procesada o basura repleta de edulcorantes artificiales, colorantes, químicos y sustancias ajenas a la naturaleza que nuestro organismo no puede procesar.

Un consumo insuficiente de agua: cuando el cuerpo comienza a deshidratarse, y ¡ojo!, esta palabra parece muy ajena a nosotros, parece que uno solo puede deshidratarse en el desierto, pero que sepáis que cuando sentimos sensación de sed ya hemos comenzado el proceso de deshidratación, y cuando eso sucede el cuerpo empieza a retener líquido.

Una falta o exceso de ejercicio:

  • Una vida sedentaria en la que se está largos periodos sentado o de pie estáticamente facilita la inflamación y provoca una reducción de la oxigenación de los tejidos.
  • Un exceso de ejercicio puede alterar el equilibrio hormonal y de ello depende la retención de líquidos.

El estrés la ansiedad, la depresión o la falta de sueño: también segregan determinadas hormonas que alteran su equilibrio.

Otras alteraciones en el sistema hormonal como el embarazo o la menopausia.

Enfermedades: en muchas ocasiones la retención de líquidos es un síntoma de enfermedades circulatorias, renales, hepáticas o tiroideas; en cuyo caso solo puedo recomendar acudir al médico para discernir y paliar el origen de la enfermedad.

Otros factores como el tabaco o el alcohol.

Trucos para evitar la retención de líquidos:

ALIMENTACIÓN:

  1. Como expliqué anteriormente el exceso de sal no ayuda, sino todo lo contrario, por lo que reduciremos su consumo y procuraremos dar sabor a nuestros platos mediante el uso de especias.

Con el tiempo, tras reducir la ingesta de sal nos acostumbraremos al sabor natural de los alimentos, y un exceso de sal nos parecerá desagradable al paladar.

  1. Aumenta el aporte de potasio, pues sus propiedades hidrófilas facilitan la eliminación excesiva de líquidos en los tejidos, lo encontramos en:

·         Verdura (el tomate es excelente)

·         Fruta (sobre todo el plátano y la de hueso como albaricoques, melocotones…)

·         Legumbres

·         Cereales integrales

·         Nueces

·         Aguacates

·         Pollo

Los zumos de verduras son ideales dado su alto contenido en potasio y agua.

  1. El magnesio es otro mineral que reduce el problema de retención de líquidos, lo encontramos en:
·         Marisco

·         Cereales integrales

·         Frutos secos

·         Plátano

·         Cacao puro

  1. Asegurarnos un aporte de vitaminas B5 y B6, la deficiencia de esta última puede ser un causante del edema.

Además estas vitaminas son necesarias para el equilibrio hormonal y evitar el estrés, las encontramos en:

·         Cereales integrales

·         Frutos secos

·         Legumbres

·         Levadura de cerveza

·         Huevos

  1. Las grasas son imprescindibles para la formación de hormonas y sin ellas no podemos mantener nuestro sistema hormonal equilibrado. Las poliinsaturadas son las mejores en este caso, las encontramos en:
·         Pescado azul

·         Semillas y aceite de lino

·         Semillas de chía

·         Semillas de calabaza

·         Frutos secos (especialmente las nueces)

  1. El espárrago como vimos en un artículo anterior es una verdura estrella, en este caso su contenido en asparagina y potasio lo hacen perfecto para la lucha contra la retención de líquidos.
  1. Ovbiamente evitar el consumo de alcohol, tabaco y comida procesada o basura y entre esto incluyo los embutidos (incluido el pavo y el jamón cocido tan extendido en las dietas para perder peso) su exceso de sal, azúcar y aditivos artificiales entorpecen el correcto funcionamiento de nuestro sistema de eliminación.
  1. Beber suficientemente agua, mínimo 8 vasos repartidos a lo largo del día, es especialmente depurativo tomar uno o dos a temperatura ambiente o templada nada más levantarnos de la cama.

Mantenernos hidratados durante todo el día nos asegura que el organismo no se dedicará a ahorrar y retener líquidos, además mantendrá en marcha el sistema de eliminación de toxinas y exceso de sodio.

EJERCICIO: el ejercicio cardiovascular o aeróbico moderado y de forma regular es clave porque activa la circulación en las piernas, elimina residuos y exceso de líquidos a través de la piel mediante el sudor, mejora la actividad renal y reduce el estrés.

Para casos de retención muy severas, no recomiendo ejercicios de impacto como correr, deportes de raqueta, comba, etc…

Los más recomendables para estos casos son por ejemplo: caminar, bicicleta, natación o elíptica.

 

DIURETICOS: no estoy de acuerdo con tomar gran cantidad de diuréticos, pueden producir un efecto rebote y esto causará que retengamos más líquidos.

Solo recomiendo su uso de forma moderada y descartando los tés, incluido el té verde, porque deshidratan. Así que los diuréticos que deben utilizarse serán a base de hierbas para aumentar la eliminación de orina, algunos de los más efectivos son diente de león o cola de caballo.

 

ALGUNOS CONSEJOS:

  1. Evita utilizar prendas demasiado ceñidas como pantalones muy apretados, fajas o ropa interior demasiado ajustada, porque dificulta el retorno de la sangre al corazón, lo que aumenta el edema.

Lo mismo sucede con los zapatos con mucho tacón.

  1. Si vas estar mucho tiempo sentado o de pie estático procura mover los pies y las piernas cada cierto tiempo para desentumecerlas (girar y flexionar las articulaciones, levantarse…).
  1. Cuando la retención es severa es recomendable dormir con las piernas apoyadas sobre un cojín para que queden ligeramente elevadas y mejorar el retorno circulatorio.
  1. Alternar chorros de agua fría y caliente en sentido ascendente sobre las zonas con hinchazón mejora notablemente el problema.
  1. No te propases con las exposiciones solares u otras fuentes de calor que dilaten las venas y entorpezcan el retorno de la sangre.
  1. Realízate periódicamente un automasaje comenzando desde la planta del pie hasta la ingle, si además lo acompañamos con una crema específica o de efecto frío incrementaremos los resultados.

Laura M. Cavada

Si te ha gustado o conoces a alguien que le pueda ayudar compártelo.

 

3 comentarios en “Retención de líquidos ¿Cómo acabar con el problema?

Deja un comentario