hmr

Para personas sedentarias

Me he animado a escribir esta publicación para aquellas personas sedentarias sin intención de realizar ninguna actividad física específica y a las que quiero evitar que sienten el pandero en el sofá o la hamaca toda la tarde.

Además soy consciente de que estamos en agosto, que levante la mano la que no haya abandonado a estas alturas el running o el gym (espero que sean muchas 😉 ) sí, es verano, y sí, estáis de vacaciones, entiendo que no tengáis ganas de salir a correr bajo un sol abrasador y entiendo que tampoco queráis meteros en un gym a sudar la gota gorda.

Pero… para mantener un estilo de vida activo no es imprescindible ponerse los leggins y echarse a correr, hay actividades que también activan el esqueleto, los pulmones, el corazón y los músculos.

Las actividades cotidianas como limpiar la casa, hacer la compra, ir andando al trabajo o a la playa, etc… implican un mínimo de esfuerzo y movimientos físicos y para aprovechar bien estas actividades debemos seguir estas 4 premisas básicas:

  1. Permanecer levantada de 2 a 3 horas diarias (esto puede cumplirse al ir andando a los sitios, hacer la compra, limpiar la casa, hacer la comida, cepillarse los dientes…): para fortalecer las piernas y los huesos.

  1. Aumentar el ritmo cardiaco al menos durante 3 minutos seguidos al día (esto puede cumplirse al desplazarse o subir escaleras a paso rápido): para hacer trabajar un poquito al corazón y evitar trastornos cardiovasculares.

  1. Levantar y/o transportar algo pesado diariamente (debe ser más pesado de lo habitual): para evitar la pérdida de masa muscular y ósea.

  1. Estirar el cuerpo y mover las articulaciones cada día: para no perder la elasticidad corporal y la capacidad de movimiento de las articulaciones.

En resumen: ¡mantente activa!

Desde luego, quiero recordar que esto evita que nos anquilosemos pero lo ideal es realizar un mínimo de 30 minutos de ejercicio más específico ligero.

Laura M. Cavada

Deja un comentario