LECHE DE CABRA

Leche de cabra ¿Por qué es más saludable?

Reconozco que soy fan de la leche animal, me gusta su sabor y no quiero renunciar siempre a ella, y aún más fan del queso de cabra, así que para mi fortuna la leche de cabra es bastante más saludable que la de vaca y algunos días la desayuno. Puede sonar raro como puede ser posible que sea más saludable, “si son iguales” pensaremos, pero no, ahora vamos a ver por qué son diferentes y sus pros y contras.

Leche de cabra:

⇒ Su espectro de tolerancia es mayor porque contiene niveles un poco más bajos de lactosa que la de vaca, y aunque aún así podría afectar a personas con esta intolerancia, algunas que no toleraban la de vaca si consumen sin problemas la de cabra, de hecho tradicionalmente se tomaba si no se toleraba la de vaca.

⇒ Es una fuente de proteínas de alta calidad y contiene más cantidad que la de vaca, es más digerible puesto que es escasa en caseína, aunque si la alergia viene debida a la proteína beta-lactoglobulina, la leche de cabra porta la misma cantidad que la de vaca.

⇒ Como la mayor parte de productos de origen animal contiene grasas saturadas; su aporte en grasas es mayor que el de vaca pero de mejor calidad, con ácidos grasos esenciales y una proporción mayor de cadenas cortas y cadenas medianas de ácidos grasos que la convierten en más cardiosaludable.

⇒ Además no posee aglutinina (proteína cuya función es crear coágulos de grasa), siendo así más fácilmente atacadas por las enzimas digestivas, por ello resulta más digestiva, esto también evita que los coágulos floten hacia la superficie formando nata, esta característica permite que la leche no sea sometida al proceso de homogeneización que necesitan otras leches.

⇒ Es una excelente fuente de calcio y vitamina D, tándem perfecto para evitar la osteoporosis, también contiene vitaminas A, B12, riboflavina y fósforo. Aunque en ácido fólico es más baja que la leche de vaca.

¿Para quién?: para mujeres mayores que son más propensas a sufrir osteoporosis, a personas que no toleran bien la leche de vaca y a las que no desean abandonar la leche animal pero no quieren comprometer su digestión, como hago yo algunas mañanas tomando leche de cabra :)

Sabor: dulce, muy similar al queso de cabra, su color es más blanco que el de la leche de vaca debido a la ausencia de carotenos (pigmento vegetal que confiere un color anaranjado a los alimentos).

Aunque bastante mejor que la de vaca, la leche de cabra sigue teniendo alguna proteína conflictiva, mucha grasa, y algo de lactosa, por eso en mi caso prefiero alternarla con otras bebidas vegetales (en la próxima publicación expondré alternativas a la leche animal). Pero si deseas seguir tomando cada día leche, esta es mejor que la bovina.

Laura M. Cavada

¿Has probado la leche de cabra? ¿Te ha gustado?

Espero haberos aclarado las diferencias entre los dos tipos de leche y os haya parecido interesante. Muchas gracias por leerme :)

Recibe consejos y trucos útiles para cuidar lo más importante, tu salud 😉
  • Mantente al corriente de las novedades.
  • Recibe publicaciones nuevas periódicamente (Sin saturarte tu correo)
  • ¡Comienza tu estilo de vida saludable!

Podrás darte de baja cuando quieras, libre de Spam y si tienes alguna duda ponte en contacto conmigo.

Deja un comentario