grasas trans

¿Qué son las grasas trans? aunque no consumas margarina esto también te afecta a ti.

La margarina se inventó en 1869, en realidad un poco antes, pero se comenzó a utilizar como tal ese año como sucedáneo de la mantequilla para las clases sociales bajas y las fuerzas armadas (“alimento” de bajo precio y larga conservación). Pero en los años 50 cuando se descubrió que las grasas animales incidían en las enfermedades cardiovasculares, la industria alimentaria y muchos nutricionistas alentaron del consumo de margarina, una grasa vegetal, en lugar de mantequilla.

Y hoy en día se sigue vendiendo la margarina a través de la publicidad como un producto saludable, vegetal, sustituto de las grasas saturadas y la mantequilla, sobre todo en personas con problemas de peso, colesterol…

Las grasas animales o saturadas como la mantequilla son sólidas a temperatura ambiente y los aceites vegetales son líquidos.

Pero la margarina, proviniendo de aceites vegetales ¿por qué es sólida a temperatura ambiente?

¿Cómo se produce margarina?

Los aceites de las semillas se extraen mediante procesos químicos (a base de disolventes), después se refinan para eliminar los disolventes (y de paso las vitaminas).

Durante el proceso se les añaden moléculas de hidrógenos (proceso de hidrogenado) y otros componentes no comestibles sometiéndolos además a un proceso de calentamiento muy elevado convirtiéndolas en grasas “trans”, así que ya nada queda de los aceites insaturados que contenían esas semillas.

Mucha gente piensa que al provenir de aceites vegetales no contiene colesterol y son más saludables que las grasas animales como la mantequilla. Pero las grasas trans no existen en la naturaleza, son puramente productos químicos y nuestro organismo no puede utilizarlos, entorpecen las funciones celulares, alteran el metabolismo, la formación de enzimas… además son difíciles de digerir y producen inflamación (estado que deriva en enfermedades graves y  generalmente crónicas).

ASÍ QUE LAS GRASAS TRANS Y SU PRODUCTO ESTRELLA: LA MARGARINA SON PERJUDICIALES.

En 2004 el Ministerio holandés de sanidad calculó que el consumo de grasas trans produce más de 1000 muertes al año.

Y se ha demostrado que estos aceites procesados están especialmente relacionados con el cáncer.

En 2007 los restaurantes de Nueva York y Filadelfia prohibieron el uso de grasas trans precisamente por ese peligro.

Y en enero de 2010 quedaron prohibidos en toda la industria alimentaria de Dinamarca y Suiza.

¿Y el colesterol?

En realidad con los datos citados ya poco importa si produce o no colesterol.

La margarina, en sí, está libre de colesterol pero se ha demostrado que aumenta el nivel de colesterol malo en el organismo y disminuye el nivel del bueno.

Así que en conclusión, la margarina no es un producto dietéticamente superior a la mantequilla.

Es más, la margarina es el alimento que mayor cantidad de ácidos grasos “trans” contiene.

En mi opinión no existe una grasa más perjudicial que la margarina.

¿Y por qué se sigue produciendo en muchos países?

Porque es una grasa que no se estropea, por eso se utiliza en casi todos los alimentos industriales.

Tanto la margarina como otras grasas vegetales sometidas al mismo proceso y convertidas en “trans” se echan en la comida rápida y procesada (patatas fritas de bolsa, snaks… especialmente a la famosa BOLLERIA INDUSTRIAL).

Se calcula que las grasas trans están presentes en el 40% de los alimentos del supermercado. En la etiqueta pueden detectarse bajo el nombre de: parcialmente hidrogenado, grasas vegetales hidrogenadas, aceite hidrogenado de coco, aceite hidrogenado de palma…

¿Entonces hay más a parte de la margarina?

Igualmente otros aceites vegetales de cocina han sido refinados utilizando solventes químicos y sometidos a muy altas temperaturas, desnaturalizandolos y convirtiéndolos también en “trans” (por eso siempre incido en el uso de aceite de oliva virgen extra o aceites de 1ª presión en frío).

Pero además podemos encontrar grasas “trans” en el aceite que utilizamos en la cocina reutilizado más de 3 o 4 veces o si supera los 180 grados durante su uso, alterando así su estructura.

¿Y cuanta puedo consumir?

Esta grasa ni siquiera es como la saturada (a la que hay que limitar su consumo), esta grasa, la grasa “trans” hay que evitarla 100%, no hay cantidad aceptable.

En el próximo artículo veremos 4 grasas muy saludables que sí debes consumir.

Laura M. Cavada

Si quieres saber un poco más sobre las grasas en general te lo explico aquí.

¿Solías consumir margarina?

Deja un comentario